Crónicas de Mesxicotet
Y otros disparates


Paco Plumillas Smith

¿Que sería la vida sin el humor? Es de las pocas cosas en las que somos superiores a los animales. Podemos reír con una situación graciosa y disfrutar con la belleza. No es lo mismo alegrarse que reír. El humor es un alimento para el espíritu y la alegría un estado del alma. Un perro se pondrá muy contento cuando llega su amo y amigo, pero no entenderá el porqué un bebé se parte de risa con las monerías de su madre.

Con crónicas de Mesxicotet le ofrecemos una serie de situaciones a través de la vida de un reportero que comenzó su andadura por los años 60 y actualmente es el cronista de este pueblecito perdido del interior de Castellón.

No se pierda las andanzas del bueno de Eleno, de un sádico “violón”, de Milagros, que no es lo que parece y...
-¡AAAAAAAAA AAAAAAAA AAA HHHHHHH HHHHHHHHH!
¡Eh! ¿Qué pasa? Esta no es Rosa... ¡Coño, si es Finita!
-¡UN VIOLON! -exclama la susodicha al tiempo que me agarra con fuerza, inusitada en una mujer mayor, de mis bienes más preciados.
El dolor es terrible y no quiero por nada del mundo que se despierten Fulgencio y su mujer, ¡a ver si me suelta y salgo corriendo!
-¡UN VIOLON! ¡UN VIOLON!
Extracto de un capítulo.

La vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino lo bien que haya sido representada. Séneca




P-1


Comarca Rural Futuro imperfecto Nostra Taula

Ver:30/4