Cronicas de Mesxicotet

Fiestas en Aquimateix

En Aquimateix están de fiesta y la reina quiere dar un regalo. Con tal fin llama a los dos líderes de los pricipales partidos. Con el fin de dar más recompensa a sus amigos azules le dice a su enemigo morado.

-Pídeme lo que quieras. Te lo daré . Pero a tu enemigo azul, le daré el doble.

El azul lo piensa un rato y contesta.

-Majestad, extirpeme un testículo.

www.comarcarural.com


PortadaSiguiente



Crónicas de Mesxicotet

Fragmento de Una de fantasmas.

-Es que estábamos muy enamorados -(¡Joder que gusto tenía el chaval!)

Y la buena señora que cambia de postura y al roce del cojín con el fondo de la silla que se pone en marcha el vibrador. Como nadie sabe que está allí, nadie sospecha nada, excepción mía que oigo el tenue siseo y la tal Eduarda a la que se le empieza a desencajar el rostro.

-¡Emilo, Emilio! -dice retorciéndose las manos- ¿Eres tu Emilio? ¡Hasta desde el más allá reconozco tu lengua! ¡Hay Emilio! ¡Para por Dios que no estamos solos!