Anecdotas de un comercial

Los zapatos

En Huelva he conocido dos extremos, un calor terrible o una lluvia terrible.

Ese día había ido con un compañero que llevaría la plaza y estábamos visitando a clientes.

Al empezar a hablar con los dueños de un taller de carpintería metálica, calló un aguacero de los que hacen época. Nos esperamos con el cliente hasta que al cabo de una hora, remitió y parecía que empezaba a salir unos tímidos rayos de sol.

Como los posibles clientes los tenía a todos en un radio relativamente pequeño decidimos no salir con coche, por lo que nos despedimos de los dueños del taller y nos dirigimos a la siguiente etapa.

Supongo que mi compañero se había comprado los zapatos en unos chinos baratos porque notó algo en la suela de uno de ellos y al mirarlo vió que estaba totalmente despegada.

Como todavía estábamos cerca del cliente, retrocedimos y les pedimos, por favor si tenían algún pegamento para pegarla y poder llegar, al menos, al hotel o a una zapatería.

Lamentablemente en ese momento comenzó a llover nuevamente.

Por fin pudimos pegar la suela, dimos las gracias salimos rápidamente para poder llegar al hotel. La zapatería era imposible porque ya estábamos como sopas.

La mala fortuna hizo que mi compañero pasara por un charco que parecía superficial pero que cuando salió se me quedó mirando y señalando sus zapatos me dijo.

-Las dos suelas se me han quedado en el charco.

Soy malo porque no pude parar de reír de ver a mi amigo caminando sin suelas de los zapatos y entrar en el hotel muy serio con los zapatos bailones hacia todos los lados.

¿Qué harían ustedes si, después de un día de trabajo y una cena exquisita, le llamara una preciosa mujer a la puerta de su habitación del hotel y le dijera?

¡Hola, soy tu regalo!


¿Lo sabía?

Los caracteres digitales

Voy a explicar una cosa que para cualquier informático por poco que sepa es mas básico que saber las vocales. Pero para los que no lo son quizás sea interesante y una curiosidad.

¿Alguna vez se han preguntado como es posible que con ceros y unos se pueda decir y hacer prácticamente todo?

Lo vamos a explicar. Las primeras maquinas, las instrucciones básicas se le decían con una serie de 8 puntos llamados octetos. Cada uno de los puntitos se llaman bits y el octeto se llama byt. Un kb son mil byte.

Entendamos primero que los números que no son en módulos de 10 como lo entendemos, son módulos 16 y se llama lenguaje hexadecimal. Con 4 bits se representan los 16 números.

Los cuatro bit activos sería el 15 (1+2+4+8) añadimos el cero y ya tenemos dieciséis números representados con solamente 4 bits.

La máquina leería de cuatro en cuatro (no es así pero es para hacerlo muy sencillo).

Si ponemos cuatro ceros 0000 como no hay ningún 1 es un cero.

Si lee 1000 como el uno es el primero seria el numero uno.

Si lee 0100 como ocupa la posición segunda seria un dos.

Y si el activo es el tercero ¿un tres? No, esto 0010 es un cuatro. Y esto 0001 un ocho.

¿Como puede leer un tres? Fácil 1100 o sea uno y dos son tres. ¿y cinco? Pues así 1010 uno y cuatro es cinco.

¿Que numero es este 1111 ? El quince; uno mas dos mas cuatro mas ocho.

Como un octeto tenía 8 bits también entraban todas las letras.

Conforme las instrucciones en las máquinas tiene mas bits, pueden interpretar con una sola lectura instrucciones más ámplias por lo que son mas potentes y mas rápidas.

Es como si nosotros leyéramos letra a letra o de una toda la pagina del libro.

Secciones

  1. Cuentos de Mesxicotet
  2. Preguntas tontas
  3. Vivencias
  4. Anecdotas de un comercial

Secciones

  1. Artículos
  2. Libros propios
  3. Historias
  4. Entre amigos

Lea en cualquier lugar y momento nuestras historias y artículos gratuitos escaneando el codigo QR

Sigue