Siglo 21

El mundo

Juanito Feliz

El rincón


Artículos
Saludos

Estamos en un tiempo extraño en que, en pocos años, se ha conseguido que nos odiemos entre nosotros, un tiempo en que se llega a extremos de no valorar cosas tan importantes como la educación.

Todo esto está dirigido, nada es casual.

La puntilla la van a dar con unas leyes que facilitan la incompetencia y matan el esfuerzo personal.

Cada vez se lee menos porque no se practica, hasta los libros nos los dan hablados. Y algo tan importante como la posesión del segundo idioma más hablado del mundo se cuestiona y se intenta desmerecer frente a otras lenguas, igualmente de importantes para sus usuarios, pero infinitamente más locales y, por lo tanto, con una mínima proyección global.

Nada es casual, si ya los niños no saben leer, ¿cómo van a hacerlo en un idioma que no han aprendido? Se ven obligados, los menos favorecidos, a perder un bagaje cultural de cientos de millones de historias y a enclaustrarse, en una época de globalización mundial, en pequeños terruños o reinos de taifas que pondrán muy difícil el salir al mundo con unos conocimientos ámplios.

Porque nadie conoce en que comarca o país tendrá que trabajar mañana y la competencia, por cuatro puestos que no habrán sido asignados a los robots, será feroz. Vamos a seguir poniendo historias, cuentos, recuerdos, anécdotas, etc. Pequeñas lecturas para que, desde el pc, la tablet o el móvil, sean leídas en pocos minutos y de manera gratuita. Con esto intentaremos contribuir, en nuestra medida, a entretener en estos tiempos, presentes y futuros, de confinamiento y a ponernos en contacto, con quien lo desee, para que pueda contar su historia o simplemente nos de la idea para que la desarrollemos.

Guerrero del antifaX


Enrique Santos Discépolo - Cambalache.

Opinión
Dioses a medida 1/2

Cuando en 1939 Francisco Franco (católico practicante) gana la guerra, sabe que cuenta con la iglesia. Los tenía ganados de antemano. los desmanes cometidos por los republicanos, quemando y saqueando iglesias, y asesinando curas, le daba la garantía de su apoyo. Por entonces una Iglesia expandida e integrada en una sociedad altamente manipulable, empobrecida y escasamente culturizada con un bajo nivel de escolarización y alto analfabetismo, convino que los sloganes “Dios, Patria y Justicia” y “España: Una, Grande y Libre”, eran de lo más oportuno y conveniente para ellos que, dominando las escuelas desde primaria, tenían en sus manos un colchón importantísimo, el de la educación, básico para el futuro de cualquier sociedad civilizada moderna. Entonces supimos que Dios era “franquista” a la Iglesia le convenía que lo fuera.

Como también a la Iglesia le convino un Dios oportuno, para ponerse de lado, cuando poco después Hitler invadió Italia y pactó, con el entonces Papa Pio XII, la no intervención del Vaticano. Más tarde cuando Hitler y su camarilla cayeron la Iglesia despertó y, de repente, recordó las atrocidades cometidas dentro y fuera de los campos de concentración nazis. Ahora el Dios conveniente para la Iglesia era el conciliador, el redentor, pero también el justo (justiciero) el que condenaba, seguramente a destiempo, el magnicidio cometido recientemente.

Volviendo a España; Durante los últimos cuarenta años la Iglesia ha ido perdiendo buena parte de la influencia ganada durante los otros cuarenta anteriores del franquismo. La reaparición, actualización y penetración en la sociedad de los partidos políticos populistas de extrema izquierda ha sido un caldo de cultivo que no sólo han descuidado, sino que desde dentro han propiciado buena parte de los componentes de esta nueva Iglesia, sacerdotes más jóvenes y modernos, que se han adaptado a las nuevas costumbres y necesidades de una sociedad mucho más culta pero también mucho más desarraigada y menos necesitada. Ahora conviene un Dios que sea actual, que permita, o tolere, aunque sea de nuevo poniéndose de lado, temas sociales tan controvertidos y otrora tan condenados por la propia Iglesia como la homosexualidad, el matrimonio legal entre homosexuales, el aborto… El Dios de ahora es el misericordioso. Y es que siempre encuentran un argumento que justifique un fin: el que en cada momento les dé más adeptos.

(Sigue en página 3)

Ull de llebre

Traductor

El gran peligro de la globalización es que nos empuja a una megalengua común. Umberto Eco

El comunicado

Historias reales de un tiempo desconocido por la enorme presión de los partidos políticos con el fin de amoldar la realidad a sus intereses.
La calle de Jesús en Valencia desde el año 1936 hasta 1957. Historias de la familia del autor


Siglo 21

  1. ¿El Guernica?
  2. Drones
  3. Dioses a medida 1/2
  4. Dioses a medida 2/2
  5. El enemigo imprescindible
  6. Antes de prohibir
  7. Me equivoqué también
  8. Somos así
  9. Ni una, ni grande, ni libre.
  10. Somos así

Comunicación

Libros premonitorios

Rebelión en la granja

Magnífico libro de George Orwell describiendo nuestra sociedad con los animales de una granja. También hay película.

Siguiente