Principios de la informática

Máquinas cableadas.

Yo no llegué a vender máquinas cableadas, pero si que las conocí. Y sobre estas máquinas tengo que contaros una anécdota.

Las máquinas cableadas no soportaban el programa en la memoria de la máquina. El programa era creado conectando una serie de parámetros como las tabulaciones, cálculos básicos etc en unas placas internas de la carcasa.

Rego, nuestro director, me llamó para que estuviera presente en una demostración que había apalabrado con un cliente y quería que yo viera como la hacía el y fuera aprendiendo.

El cliente llegó junto con su asesor fiscal que nos indicó estaba muy versado en computadoras.

A las primeras palabras de este hombre estaba claro que le interesaba que su cliente comprara otra computadora que, con toda seguridad, le tenia reservada una suculenta comisión.

No se hablaban dos palabras sobre nuestra máquina que el no los transformara en graves problemas. Pero el no había tenido en cuenta que se enfrentaba con un verdadera gigante como era Guillermo Rego.

Cada vez que el ponía un inconveniente nuestro director, no solamente se lo solucionaba, también, y de la manera mas delicada demostraba la total incompetencia del asesor sinvergüenza. Pero todavía no se había llegado al final. Cuando ya no tenia más argumentos para esgrimir en contra nuestra, saco su artillería pesada.

-Usted está intentando vendernos una máquina obsoleta. Sus ordenadores están todavía funcionando con programas cableados. Es lo primero que usted debía de haberle dicho a mi amigo.

-¿Pero que dice usted, hombre? ¡nuestras máquinas cableadas!

-Naturalmente que si. Esta máquina es todavía de programación cableada.

Guillermo Rego, con toda la parsimonia, entro en el taller de los técnicos y volvió con destornillador y empezó a quitar todos los tornillos del chasis y dejando a la máquina con todas las tarjetas del hardware al descubierto. Cuando terminó miro fijamente al idiota del asesor y le dijo.

-Por favor, señor Fulano, ¿quiere enseñarnos a nosotros donde están los cables?

El hombrecillo comenzó a dar vueltas alrededor de la máquina y cuando ya no sabía por donde pegar, se agachó y levantando el cable de conexión con la corriente exclamó nervioso.

-Mírelo, aquí esta, ¡ve como si que es una máquina cableada!

El cliente se quedó blanco al ver el ridículo que estaba haciendo el humillado asesor sinvergüenza. Miró al director y le dijo.

-Señor Rego, lo espero mañana por la mañana en mi despacho. Traiga el contrato de compra.

Traductor
El gran peligro de la globalización es que nos empuja a una megalengua común. Umberto Eco
El futuro imperfecto
¿Qué vida puede esperar María despertando en un mundo futuro después de ser criopreservada tras su muerte?

Bebé
¿Nos espera un futuro de leche y miel en un mundo superpoblado y con biónicos más eficientes que nosotros?

Madre tierra
¿Colonizaremos otras tierras? ¿Qué contaremos a los nacidos en ellas de la madre tierra que destruimos?


Comercial informático.

  1. Inicio
  2. ¡Erro!
  3. Una sumadora ¡de madera!
  4. Te conocemos
  5. El primer Simo
  6. Soy tu regalo
  7. ¿Máquinas cableadas?
  8. Tarjetas perforadas
Indice lecturas
  1. Inicio
  2. Mesxicotet
  3. Mi calle de Jesús
  4. Anecdotas: comerciales
  5. Biblioteca

Experiencia

Caballo de crin plateada
Si paras a descansar
Observarás desde el monte
El fértil valle perdido
Y verás, cuan sin sentido
Buscando otros horizontes
Ha sido tu cabalgar

Nefer

-Nefer, ¿tu podrías decirme que tendría que hacer para ser más atractivo?

-Me parece mentira que me preguntes algo tan sencillo, ¡Tener mucho dinero!

Siguiente