Principios de la informática

El Simo.

Recuerdo muy bien la primera vez que estuve en SIMO (salón internacional de material de oficina). Todavía era mmt y,por lo tanto, no podía vender nuestros súper ordenadores de 540 kb y útiles solamente 256 kb. Pero teníamos fichas de banda magnética.

De todos modos a mi me llevaron desde Valencia para vender calculadoras. Y la joya de la corona era la C7000 un animalito capaz de ser programada y hacer las mas variadas operaciones. El jefe de ventas me recibió de la siguiente manera.

-Señor Oltra, como usted conoce media semana han venido sus compañeros de Barcelona y la otra mitad ustedes de Valencia. Su compañero catalán ha puesto el listón muy alto y ha vendido tres calculadoras. A ver lo que hace usted.

La verdad es que yo tenia poca experiencia en ventas pues únicamente había estado unos meses vendiendo hierro para las obras en mi anterior trabajo ya que compaginaba la mañana haciendo el trabajo de bancos y oficina y la tarde vendiendo hierro del que facturaban con mis ventas unas 100 toneladas. Pero esto era muy distinto y hacia poco más de un mes desde que había entrado en Burroughs.

Había que inventar algo y mi vista se fijo en la estupenda C7000.

¿Que podía hacer? Y de pronto me vino la feliz idea. Programé la C7000 para calcular cuanto dinero tendría en el banco Jesucristo si hubiera puesto una peseta en el banco a un interés compuesto del 5%. Hay que entender que la máquina funcionaba por impresión en royo de papel luego tenia que hacer una cantidad de cálculos e impresiones de 1970*12. De este modo teníamos la máquina funcionando con su traca traca todo el día. Y la gente se aproximaba a preguntar que estaba haciendo aquella máquina y después regresaban para ver cuanto dinero tendría Jesucristo en el año que calculaba la máquina en ese momento.

Y allí estaba yo para explicarles las ventajas que tendrían teniéndola en su oficina.

Vendí 22 calculadoras y me premiaron con 500 pesetas por calculadora. Tengamos en cuenta que las ventas realizadas en el Simo la comisión era para el vendedor de la zona y todas se vendieron para Madrid.

¿Es casual la forma de los números?

Estoy seguro de que más de una vez, si usted es uno de los amantes de las preciosas palabra “por que?”, se habrá preguntado si las figuras de los números tienen una razón o simplemente son el fruto de una evolución a partir de algunas imágenes primitivas. Quizás el 2 viene de un momento en que el matemático que estaba pensando como dar una imagen a este número y vio pasar a un pato, se dijo, “Eureka, el dos es un pato!”. Lamentamos llevarle la contraria pero no fue así.

Desde luego existen algunas teorías pero a nosotros la que nos parece más lógica es esta que le vamos a exponer.

Cuando se empezaron a escribir los números, que nosotros utilizamos, la escritura no era tan sofisticada como ahora en la que se le dan mil y una filigranas para representar hojas o cualquier otro tipo de adornos. Escribir era muy serio y pesado, desde la cuneiforme hecha sobre losetas de arcilla hasta la de los escribas primitivos con sus plumas de ganso. Tenía que ser una forma muy fácil de escribir y de identificar. Los romanos fueron expertos en muchas cosas pero su sistema de escritura para los número es un completo follón y difícil para hacer operaciones matemáticas. Pero vayamos al grano. Si dibujamos los números de la manera más recta posible y los observamos ¿que vemos? Lineas y ángulos. Y si contamos los ángulos menores de 90 grados ¿que tenemos? Su valor numérico. Véalo en las imágenes siguientes.


Naturalmente, como se ve, el cero no tiene ningún ángulo.

Traductor
El gran peligro de la globalización es que nos empuja a una megalengua común. Umberto Eco
El futuro imperfecto
¿Qué vida puede esperar María despertando en un mundo futuro después de ser criopreservada tras su muerte?

Bebé
¿Nos espera un futuro de leche y miel en un mundo superpoblado y con biónicos más eficientes que nosotros?

Madre tierra
¿Colonizaremos otras tierras? ¿Qué contaremos a los nacidos en ellas de la madre tierra que destruimos?


Comercial informático.

  1. Inicio
  2. ¡Erro!
  3. Una sumadora ¡de madera!
  4. Te conocemos
  5. El primer Simo
  6. Soy tu regalo
  7. ¿Máquinas cableadas?
  8. Tarjetas perforadas
Indice lecturas
  1. Inicio
  2. Mesxicotet
  3. Mi calle de Jesús
  4. Anecdotas: comerciales
  5. Biblioteca

Experiencia

Caballo de crin plateada
Si paras a descansar
Observarás desde el monte
El fértil valle perdido
Y verás, cuan sin sentido
Buscando otros horizontes
Ha sido tu cabalgar

Siguiente